Hoteles, viajes, lujo y mucho más.

Categoría: Hoteles Página 1 de 3

Los servicios extra de los hoteles más valorados por los clientes

Hoy en día, a la hora de valorar un hotel u otro como opción para alojarse, los clientes ya no tienen en cuenta exclusivamente las características de la habitación y la calidad del restaurante. Especialmente, cuando hablamos de hoteles de lujo, en los que las prestaciones que ofrecen las habitaciones son óptimas y el nivel gastronómico de sus restaurantes es muy parejo, la diferenciación se encuentra en los servicios extra que ofrecen a sus clientes.

Estos servicios pueden ser decisivos en la elección de un viajero, ya que pueden cubrir una serie de necesidades que, de otra manera, el cliente debería buscar de manera externa. Por este motivo, pueden suponen un factor que cambie profundamente la experiencia del cliente y que posicionen a un hotel por delante del resto.

Algunos de los servicios que aún no todos los hoteles ofrecen y siempre están entre los más solicitados por los clientes son los siguientes:

Alquiler de coches. Existen colaboraciones y convenios entre hoteles y compañías de alquiler de coches, las cuales ofrecen mayores facilidades y mejores condiciones a los clientes de dichos hoteles. Desde un taller mecánico especialista recomiendan, a la hora de alquilar un vehículo, tener en cuenta aspectos como la diferencia de conducción entre coches gasolina y diésel o, por ejemplo, entre aquellos con marchas automáticas y manuales.

Recogida y traslado al aeropuerto. Muchos clientes no quieren, o no tienen tiempo, de buscar una compañía externa que cubra este servicio y prefieren que sea el propio hotel quien se encargue de organizar la recogida y traslado al aeropuerto más cercano en un coche privado.

Aparcamiento. Para aquellos clientes que acuden al hotel en su coche particular o de alquiler, supone un gran inconveniente no contar con una plaza de aparcamiento en el propio establecimiento y tener que acudir a un parking externo cuyo coste y seguridad desconocen.

Tratamiento VIP. Los clientes de los hoteles de lujo generalmente quieren sentir que están pagando por una experiencia exclusiva y, por tanto, recibir un tratamiento especial que no encontrarían en otros hoteles de menor presupuesto. Esto puede consistir en la colocación en la habitación de elementos como un albornoz, zapatillas, fruta, la posibilidad de reservar una botella de cava y, por supuesto, una atención especial las 24 horas.

Spa y piscina. Durante su estancia, en caso de estar disponibles, los clientes frecuentemente buscan su momento de relax haciendo uso de instalaciones de spa y piscinas, así como de elementos tales como saunas y jacuzzis o servicios de masajes.

Desayuno en la habitación. En ocasiones, los huéspedes quieren poder elegir la posibilidad de que se les suba el desayuno a la habitación en lugar de tener que bajar al restaurante del hotel para hacerlo.

Accesorios tecnológicos. Cada vez más, los clientes quieren poder controlar el mayor número de elementos posible de su habitación con un mando a distancia, así como tener a su disposición dispositivos como tablets o sillones de masaje.

Por tanto, una vez que los hoteles cuentan con habitaciones y restaurantes de alta calidad que justifican su precio, los elementos que marcarán la diferencia y de los que dependerá su posicionamiento son los servicios extra que consigan hacer de la estancia de sus clientes una experiencia satisfactoria e inolvidable.

Cómo lograr una decoración sorprendente en tu hotel

Lograr una decoración sorprendente en tu hotel depende en gran medida de los proyectos de decoración en los que confíes para darle vida a cada espacio. Y los decoradores deben de confiar en las mejores tiendas para comprar los artículos que necesitan y conseguir hacer realidad lo que tienen en su mente.

Es una cadena que tiene como finalidad el que el cliente, al entrar en el hotel, se sienta a gusto y se enamore de las instalaciones, recomendándolas a sus amigos u ofreciendo las mejores críticas en Internet. Veamos algunas de las claves para conseguirlo.

Sorprende al cliente desde que da el primer paso

El cliente debe de saber que se encuentra en un lugar especial nada más llegar. Por eso, la recepción y el hall deben de decorarse de manera que resulten sorprendentes y muy acogedores. Así, cuando entre por la puerta, el cliente ya sabrá que está en un sitio que es totalmente diferente al resto.

Los pequeños detalles pueden ser lo que marquen la diferencia, pero siempre tiene que haber un elemento que atraiga la atención y que sea lo que impacte al entrar.

Apuesta por complementos de moda originales

Los complementos pueden ser lo que marque la diferencia. Un mismo sofá puede verse muy diferente cuando se decora con cojines y telas distintas y detalles como las alfombras pueden dar una gran personalidad a un salón de un hotel aunque algunos de sus muebles sean de serie.

Es muy importante saber hasta donde llegar con los complementos, adornos y detalles y cuándo parar para evitar que el ambiente se vea recargado. Un hotel tiene que ser bonito, pero siempre debe de tener un aire funcional.

Dale personalidad a cada habitación

Las grandes cadenas presumen de uniformidad y de que sus clientes se pueden sentir exactamente igual en uno de sus hoteles sin importar en qué ciudad o incluso en qué país está situado. Pero un hotel pequeño tiene que conseguir exactamente lo contrario.

Por eso, cuando hay pocas habitaciones la personalización es la mejor opción y le dará a cada una de ellas un toque distinto y único. El cliente podrá sentirse diferente cada vez que acuda al hotel o disfrutar de su habitación favorita reservándola previamente.

Te hemos dado las principales pistas para lograr una decoración sorprendente en tu hotel. Ahora, solo te queda ponerte en las mejores manos y conseguir espacios únicos y maravillosos para hacerte un lugar especial entre tus potenciales clientes.

Cómo elegir un hotel exclusivo

A la hora de elegir un hotel que nos resulte exclusivo y atractivo la decoración para hoteles escogida va a ser un elemento determinante. Evidentemente, también nos vamos a fijar en otros factores como los servicios que se nos ofrezcan, la calidad de la atención por parte del personal, la insonorización de las habitaciones o la comodidad de sus camas. 

Pero hoy vamos a centrarnos en el aspecto más visual y que primero nos llama la atención en un establecimiento hotelero: su apariencia.

  • ¿Qué impresión te produce al entrar?

Dicen que la primera impresión es muy importante y en un hotel esto es totalmente cierto. El recibidor del hotel debe de darnos una impresión positiva y muy acorde con lo que vamos a encontrar en las zonas comunes y en las habitaciones.

Un hotel que se precie debe de tener un recibidor presidido por una impresionante lámpara en el estilo decorativo que mejor defina al hotel. Incluso varias si el recibidor es suficientemente grande para dividirse en varias áreas. 

  • Las zonas comunes

Las zonas comunes, como las áreas de descanso del hall, la cafetería o el comedor también deben de ser lugares en los que se respire la personalidad y el estilo del hotel. La iluminación continúa siendo importante, tanto la directa como la más indirecta que nos permita, por ejemplo, disfrutar de una cena íntima y agradable. 

Los detalles como los apliques para iluminar cuadros nos harán disfrutar mucho más de toda la decoración del establecimiento y nos hará sentir a gusto en cualquiera de sus espacios.

  • Las habitaciones

Por último, pero no menos importante, están las habitaciones. Suele ser el último lugar que vemos pero en el que acabamos pasando más horas, por lo que es fundamental que resulten acogedoras y que la decoración nos haga sentir a gusto y especiales.

Es frecuente que al elegir un hotel busquemos un lugar más lujoso y más vistoso de lo que estamos acostumbrados para darnos un pequeño capricho. O incluso queramos poder disfrutar de un ambiente totalmente diferente al que tenemos en casa por lo que escogeremos un estilo distinto. 

Lo importante es que al ver la habitación nos sintamos cómodos y pensemos que se trata exactamente del lugar en el que queremos estar pasando esos días especiales de ocio de los que disponemos. Por eso, detalles como una correcta iluminación, unos muebles agradables y en perfecto estado y un cuarto de baño en el que no falte lujo ni detalle, como jaboneras a juego con la decoración, siempre son muy tenidos en cuenta.

Claves para entender cómo funciona la cocina de un hotel

Muchas veces a la hora de planificar un viaje buscamos hoteles que ofrezcan servicios de comida, en especial de desayunos, pues cuando se trata de destinos exóticos o desconocidos, queremos disfrutar de la seguridad, calidad y garantía que ofrece la cocina de un hotel. Para entender mejor cómo funciona este departamento esencial en cualquiera de estos establecimientos, hay que prestar atención, por un lado, a la maquinaria de hostelería con la que cuenta y por otra al nivel de los profesionales encargados así como al género que utilizan.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que no es lo mismo el equipo necesario para ofrecer exclusivamente el servicio de desayunos que el adecuado para afrontar todas las comidas del día. En este artículo nos vamos a centrar en el primero, el cual suele estar presente en la mayoría de alojamientos. 

Por otro lado, tampoco hay que olvidarse de elementos menos “técnicos” pero no por ello secundarios. Se trata del mobiliario y equipamientos como sillas, alfombras, mesas o vitrinas expositoras. Hay que tener muy presente que de su estado dependerá la imagen que proyectará el hotel a los clientes, pues si las mesas son demasiado antiguas y las sillas están desgastadas o sucias, por ejemplo, la percepción será más negativa que si todos ellos presentan un perfecto estado de conservación.

Para entender cómo funciona cada cocina hay que observar el espacio que dedica a cada una de las distintas: zona de cocción, zona de lavado, almacenaje y frigorífico, así como el espacio dedicado al propio bar o cafetería. Dentro de ellas se deberán encontrar los equipos que vamos a analizar a continuación.

– Zona de conservación: es el espacio dedicado a mantener en buen estado los alimentos dentro de la cocina. Aparte de otras cámaras frigoríficas o congeladores que puedan existir si hay espacio suficiente, contar con una mesa fría es sin duda una opción muy conveniente, ya que además de cumplir con la función frigorífica nos permite utilizar su superficie superior como mesa de trabajo. 

– Zona de lavado: en este espacio encontrarás un lavavajillas industrial capacitado para llevar a cabo un lavado rápido con un uso optimizado de agua, pues durante el servicio es habitual que se reutilice la vajilla, al menos, una vez. En el mercado se pueden encontrar modelos capaces de lavar más de 700 platos a la hora y equipos especializados en el lavado de la cristalería (“lavavasos”) que pueden lavar y abrillantar en torno a tres decenas de vasos cada 60 minutos.

– Zona de cocina: en toda cocina que se precie no puede faltar un horno que sea capaz de cocinar pero que también ofrezca eficiencia y seguridad, dos requisitos indispensables cuando hablamos de cocinas industriales. Por ejemplo, los hornos rational son capaces de combinar funciones tan diferentes como vapor y calor seco, lo que contribuye a conseguir un destacado ahorro de espacio y de desgaste de materia prima.

Por otro lado, tampoco hay que olvidarse de elementos menos “técnicos” pero no por ello secundarios. Se trata del mobiliario y equipamientos como sillas, mesas o vitrinas expositoras. Hay que tener muy presente que de su estado dependerá la imagen que proyectará el hotel a los clientes, pues si las mesas son demasiado antiguas y las sillas están desgastadas o sucias, por ejemplo, la percepción será más negativa que si todos ellos presentan un perfecto estado de conservación.

No obstante, no nos podemos olvidar de un aspecto igual o más importante que el equipamiento y el mobiliario: la atención al cliente. Sin duda ella supone el mejor complemento para todo lo anterior. No en vano, si no hay un correcto trato al usuario y el servicio no se realiza de forma agradable y educada, el cliente puede sentirse molesto y llevarse una muy mala impresión del hotel.

hoteles-vino

Hoteles con bodega

En los lugares más visitados la competencia entre los hoteles es alta. Por eso, muchos han optado por la especialización como la mejor manera de conseguir atraer a un sector concreto del turismo ofreciendo algo que el resto no tienen.

Algunos establecimientos apuestan por spas o por zonas de ocio, otros por restaurantes en los que destacan afamados cocineros. En otros casos, la apuesta es el vino y una estupenda bodega que puede aparecer incluso en los folletos promocionales.

Una bodega con estilo

Si la bodega va a ser el máximo atractivo del hotel debe de destacar sobre todo por su surtido, pero también por su estilo. Los botelleros para bodegas de calidad y con un buen diseño son claves para esto. Botelleros corrientes para las botellas que no precisan de cuidados especiales y botelleros específicos para conservar las cualidades de los caldos más exclusivos.

Una bodega bien diseñada puede ser tan atractiva que incluso se convierta en un lugar para visitar por los huéspedes, que pueden realizar un pequeño tour guiado acompañados de un sommelier que explique qué vinos se guardan en la bodega y cuáles son sus características más destacadas.

Tras la visita y en función de los platos elegidos, se recomendará qué vino tomar para que la experiencia sea mucho más agradable y placentera. Incluso se puede vender esto como una experiencia única que ofrece ese establecimiento y que se cobra junto con la habitación. Un paquete de habitación, cena y visita a la bodega para los más sibaritas y que resultará muy atractivo para cualquier amante del vino.

El sommelier, tan importante como un buen cocinero

En los restaurantes y hoteles más importantes saben que un buen sommelier puede ser tan importante como un buen cocinero porque sin él los comensales no van a disfrutar de los platos de igual modo. Sus consejos expertos ayudarán a que se elija siempre el vino más apropiado para cada plato, consiguiendo así que el trabajo del cocinero luzca en todo su esplendor. Igual que una piedra preciosa luce mejor cuando está engarzada en el anillo adecuado.

Es importante que el sommelier sepa aconsejar de una forma sutil y delicada para que el cliente no se sienta menospreciado cuando hace una elección incorrecta, sino que se vaya con la sensación de que ha aprendido algo interesante y que ha acertado al seguir las indicaciones del experto en la materia.

 

habitacion-hotel-textiles

¿Qué características se exigen en los textiles de un hotel?

La ropa de hogar ayuda a que nos sintamos en casa. El contacto con nuestras sábanas favoritas, tener en el cuarto de baño unas toallas grandes y esponjosas o disfrutar de nuestra manta preferida en el sofá son pequeños detalles que ayudan a que nos sintamos un poco más en casa.

Cuando viajamos, apreciamos que en el hotel donde los hospedamos también tengan en cuenta estos pequeños detalles que nos hacen la vida más cómoda. Los textiles que nos ofrecen en el hotel pueden marcar la diferencia entre sentirse cómodos o no.

La cama, limpieza y comodidad

En la cama exigimos, antes que nada, limpieza. Por eso nos gusta que las sábanas de cama de un hotel sean blancas o de un tono claro liso. Estos colores no dan lugar a engaño, como puede suceder con un estampado. Por supuesto, también queremos que estén en buen estado. Pocas cosas son tan desagradables como meterse en una cama y que esté áspera debido a que tiene bolitas o que la tela esté tan gastada que se vea perfectamente el colchón o la manta.

Un fallo frecuente respecto a la limpieza en las camas de los hoteles viene dado por las colchas. Muchos clientes se tumban sobre la cama con los zapatos puestos o la pisan accidentalmente. Incluso puede ser que coman sobre ella. Pero cuando dejan la habitación, solo se cambian las sábanas encontrándose el cliente una colcha con manchas de grasa o rozadas de zapatos que dan la sensación de suciedad en toda la habitación.

Por este motivo, hay hoteles que ya están comenzando a cambiar sus colchas bouti de toda la vida por fundas nórdicas, mucho más fáciles de lavar y mantener impecables tras la marcha de cada huésped.

Las toallas del baño

El otro punto importante en la habitación son las toallas del baño y, si el hotel lo ofrece, el albornoz de cortesía. En las toallas, el blanco también es el color protagonista. Además de ser nuevas, estas toallas deben de tener un buen gramaje, es decir, deben de ser gruesas y de un algodón de calidad que seque bien.

Pero tan importante como la calidad de la toalla es el proceso de lavado y secado de la misma. Ya que si no se utilizan los productos correctos en lavandería, las toallas pueden resultar ásperas y desagradables.

Controlar esto, hará que los clientes del hotel se sientan mucho mejor antendidos.

sillas-hosteleria

Sillas en hostelería: elige bien la silla perfecta

Al comprar sillas para casa la mayoría lo tenemos claro: queremos sillas con un diseño moderno y bonito y que además resulten muy cómodas, como las que se pueden encontrar en el catálogo de Sillas Nacher.

Cuando se tiene un negocio de hostelería hay que elegir muy bien las mesas y las sillas en las que se realizan los servicios a los clientes. A menudo, cuando un local es pequeño, se intenta optimizar mucho el espacio con mesas y sillas tan pequeñas que, finalmente, se consigue que el cliente esté incómodo y no piense en volver.

Otras veces, se ponen sofás o sillones estilo casero que pueden ser muy cómodos para tomarse un café relajadamente, pero que pueden resultar muy incómodos si lo que se pretende es merendar con algún amigo mientras se conversa. Sin duda, uno de los aspectos que más controversia levanta son las sillas.

 

Las sillas de restaurante

 

En un restaurante, las sillas deben ser muy cómodas, pero a la vez es preferible que resulten fáciles de limpiar. Por eso, en la mayoría de los locales se evitan las sillas tapizadas ya que si caen restos de comida o de bebida se notarán y esa silla quedaría inservible para varios días.

Las sillas de madera suelen ser las favoritas, pero pueden resultar un poco rígidas. Esto se puede corregir con cojines para el asiento que, si se manchan, se lavan fácilmente y se pueden cambiar por otro. Las fundas son también una buena manera de hacer que una silla sea más cómoda y atractiva.

 

Las sillas de cafeterías

 

Algunos dueños de cafeterías eligen sillas de diseño muy modernas y bonitas, pero que son incómodas cuando uno lleva sentado más de media hora en ellas. Hay quién dice que esto no es accidental y que es una buena manera de asegurarse de que los clientes no se quedan demasiado rato en el establecimiento, asegurándose el flujo de gente y evitando a esas personas que se quedan trabajando o realizando tareas consumiendo muy poco y acaparando una mesa completa.

Pero, en general, se busca que diseño y comodidad no estén reñidos. El cliente tiene que sentirse a gusto en el local o se corre el riesgo de quiera irse. Si se está cerca de oficinas o centros de estudio y se teme que pueda acudir gente a realizar tareas se puede habilitar una zona para ello en una barra corrida que ocupa poco espacio y resulta muy apropiada para sentarse a solas con el portátil.

free-wifi

El WIFI, muy valorado entre los clientes de los mejores hoteles

¿Qué es lo que los clientes miran cuando realizan sus reservas en hoteles a través de las principales Webs? Pues según varias encuestas realizadas por el sector, una de las cosas que primero buscan los clientes de hoteles es que sus habitaciones cuenten con WIFI gratis. Y es que ya sabemos que durante los viajes, sean por motivos laborales o por vacaciones, los datos pueden quedarse muy cortos y poder disponer de Internet gratis para enviar mensajes, correos o para descargar fotos es muy importante.

Si un establecimiento no dispone de este servicio puede ser descartado incluso si es algo más económico o si su situación es ligeramente mejor. Y es que estamos dispuestos a renunciar a pequeñas comodidades con tal de contar con una buena conexión a través de la cual subir al Facebook nuestras fotos o poder entregar a tiempo los trabajos que debemos de enviar a la oficina,sin necesidad de comprar caros paquetes de datos.

Y esto se hace todavía más importante cuando los viajes se realizan a otros países, ya que además de no poder contar con los datos tampoco podemos realizar llamadas de forma tan libre como cuando se está en territorio nacional.

Invertir en el WIFI

Por este motivo cada vez son más los establecimientos que se interesan por soluciones WIFI para hoteles para dar un paso adelante en la modernización de las instalaciones y ofrecer a sus clientes lo que están buscando, evitando así que acaben marchándose a locales de la competencia.

Pero es importante darse cuenta de que no solo hay que disponer de WIFI, sino que debe de ser de calidad. Pocas cosas son más frustrantes que reservar una habitación que supuestamente cuenta con conexión a Internet y, cuando vamos a conectarnos a la red, ver que la señal no llega con fuerza suficiente a la habitación o que se corta de manera constante.

Por eso hay que contar con profesionales de calidad que sean capaces de ofrecer soluciones adaptadas a cualquier edificio y que puedan también dar presupuestos competitivos para que la inversión no sea excesiva. En cualquier caso, lo más seguro es que acabe saliendo rentable ya que aumentarán las reservas.

Atrás quedaron los tiempos en los que Internet era un lujo por el que se llegaba a pagar bastante dinero en hoteles que ya de por sí  no eran baratos. Hoy, el cliente espera WIFI gratis y de calidad y los establecimientos deben de proporcionarlo si quieren mantener y aumentar sus reservas.

 

ropa-cama-hotel

Exige siempre sábanas cinco estrellas en tu dormitorio

Cuando eliges ropa para tu cama es evidente que buscas lo mejor. De media, nos pasamos una tercera parte de nuestra vida en la cama y solo con eso deberíamos de ser muy conscientes de que es un espacio que hay que cuidar y en el que debemos de estar especialmente cómodos.

Uno de los aspectos más importantes al elegir un hotel, es la calidad de sus acabados y sobre todo de la ropa de cama. Especialmente las sábanas, ya que están en contacto directo con el cuerpo y son las que más vamos a notar.

Sábanas de calidad, lo prioritario

Unas sábanas de calidad tienen que ser, ante todo, transpirables. Solo así el sudor se mantendrá fuera del espacio en el que dormimos, evitando que estemos en una cama húmeda y muy poco confortable. Además, deben de tener un tacto agradable, ya que las vamos a sentir contra la piel y no deben de dar sensación de que rascan ni mucho menos resultar agresivas con la piel.

En nuestro país contamos con excelentes fabricantes de sábanas ¿Quién no ha escuchado hablar de la marca Reig Marti? Es una de las que cuentan con más prestigio en España y es raro el hogar en el que no hay algo con su famoso logotipo. Y no solo en los hogares podemos encontrar colchas, edredones o sábanas Reig Martí, también será interesante encontrarlas en los principales hoteles, lo que nos ayuda a darnos cuenta de su gran calidad hotelera.

Las colchas frescas y los rellenos cálidos

Pero aunque las sábanas son importantes, tampoco podemos desdeñar el resto de la ropa de cama si queremos contar con un dormitorio perfecto en nuestro hotel y procurar el máximo disfrute de nuestro descanso.

Ropa de cama para verano:

Las colchas de verano deben de ser ligeras y muy frescas. El peso nos va a dar sensación de calor, así que debe de ser como no tener nada encima. Solo ese ligero abrigo extra para cuando refresca de noche, pero que en caso de no ser necesaria se retira fácilmente a un lado para dormir solo con la sábana.

Ropa de cama para invierno:

Los rellenos nórdicos también deben de ser ligeros para facilitar que durante la noche podamos movernos con comodidad. Pero con un gramaje y una composición adecuados a las temperaturas de la zona en la que se vive, a fin de garantizar que en la cama no se tendrá nunca frío, pero tampoco un exceso innecesario de calor que también puede resultar molesto a la hora de conciliar el sueño.

Y tú ¿eres de los clientes que exige lo mejor para su descanso durante la estancia en un hotel?

Una estancia muy especial en Estambul

¿Has oído hablar de los viajes a Turquía para implantarse cabello? Concretamente, las personas que se someten a esta técnica viajan a Estambul debido a que allí hay clínicas punteras, tan evolucionadas como las de cualquier otro país europeo, pero con precios mucho más competitivos. En estas clínicas se realizan micro injertos mediante la técnica FUE.

El microinjerto capilar es una técnica muy eficaz que ha logrado superar todos los peros de los métodos que se utilizaban anteriormente. Por ejemplo, los trasplantes que se realizaban antes, con muchos folículos a un tiempo, a menudo no funcionaban y el pelo no crecía o dejaba de crecer pasados meses. Esto hacía que hubiera que volver a intentarlo hasta que hubiera la suerte de que todo saliera bien.

Ahora, el pelo que se quita de la nuca se hace por unidades, lo que garantiza una mejor integración en el cabello natural. Además, ese pelo genéticamente diseñado para durar toda la vida no se va a caer nunca. Por lo que estamos hablando de un trasplante para toda la vida, que no habrá que retocar en absoluto.

El aspecto del pelo es el mismo que el del pelo que ha brotado de forma natural. No sucede como antes, que muchas personas trasplantadas tenían un pelo duro, poco atractivo y con aspecto de plástico. Ahora el pelo es idéntico al resto y además se puede teñir, se puede usar gomina y cualquier otra cosa que se pudiera utilizar en el resto del cabello.

Además es una técnica muy rápida, que se lleva a cabo en pocas horas injertando el cabello mediante pinchazos tan pequeños que prácticamente no queda ninguna marca. Se forman unas pequeñas costras en la cabeza las cuales caen a los pocos días y, tras eso, comienza a asomar el pelo.

Este va a crecer a la misma velocidad que el resto del pelo, por lo que en poco tiempo se tendrá todo el pelo a la par y se podrá decir adiós al antiguo aspecto con entradas. Seguramente, el resultado ante el espejo se una persona más joven, más atractiva y sobre todo más feliz y a gusto consigo mismo.

Los implantes se realizan tanto por parte de hombres como de mujeres. Ellas cada vez más confían en los implantes de cabello, sobre todo después de que apareciera la técnica FUE. En estos momentos, muchas clínicas afirman que de cada tres clientes para implantarse pelo, una es mujer.

Página 1 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén